Yoga y Vida Sustentable

Mis meros moles, aún tengo tanto que aprender de las dos. Hace algunos años cuando estaba viviendo en Londres recuerdo que le escribí a mi profesor de Yoga en Morelia (que para mi era como un super gurú), le comente que había estado buscando estudios de Yoga que me hicieran sentir ese amor y esa paz que había sentido en su espacio, pero no lo encontraba (y no lo encontré nunca). Le conté como los estudios estaban llenos de yogis y yoginis pretenciosxs y aparte de todo eran carísimas las clases, entonces la verdad es que me desmotivé y deje de hacer Yoga por un tiempo. El Yoga se convirtió en una moda y la gente empezó a darle otro significado a lo que por siglos tuvo un sentido espiritual.

Pero después de mucha reflexión llegue a la conclusión, de que esta nueva moda ha sido un cambio positivo para la sociedad. Quizás mucha gente no entiende aún el significado profundo de esta práctica, pero simplemente estarlo practicando ya está generando un cambio en el cuerpo, en la mente y en el alma. Y ojalá que con el tiempo se logren pequeños despertares dentro de todos los que practicamos para asi poder adentrarnos más en nuestro ser real.

Y para mí vivir una vida sustentable comienza justo así, primero trabajo en mi, en mi cuerpo para fortalecerlo, en mi mente y todas sus creencias y condicionamientos y en mi corazón con todos sus pesares y todos sus anhelos. Cuando logro ir domando a la bestia de la mente y simplemente dejo a mi alma bailar siento como voy regresando a mi centro, estoy en balance, en mi ser real. No es fácil explicar esto del ser real y le he estado dando muchas vueltas para poder incluso entenderlo yo. Pero el otro dia mi Daniel me explico con dibujitos literalmente lo que él entiende 🙂 Somos dualidad, por un lado está nuestro personaje que se ha creado durante toda una vida, todo aquello y todos aquellos que nos moldearon y todo lo que pensamos de nosotros mismos, nuestra identidad ante nosotros y ante el mundo; y luego está el ser real, el que simplemente es, respira, siente, escucha… y entonces le rolé los ojos a Daniel y pregunte ¿pero coooomo? y entonces me dibujó a un Danielito sentado en postura de loto meditando y me explicó que cuando él medita, muchas veces logra simplemente estar, sin tener que pensar, sin tener que identificarse con nada, simplemente está presente en un espacio, simplemente se deleita en el silencio absoluto (mente, corazón, cuerpo y entorno), que hermoso verdad?

Y en estos días de reflexión he estado buscando las respuestas a estos temas profundos y apasionantes, me cuestiono absolutamente todo, voy a mis raíces, a mis creencias, veo las cosas como siempre las he visto y luego intento transmutarlas, creo que es esto último, estoy intentando transmutar mi percepción de todo y deshacerme de muchas de las cosas que para mi ya no tienen valor y que para mi ya no caben en este mundo.

Y aquí entra la sustentabilidad nuevamente, la vida que vivimos prácticamente ha sido diseñada por otros, porque nosotros no tuvimos mucha vela en el entierro ¿o si? Pero creo que muchos de nosotros ya podemos percatarnos de que si tenemos el poder ahora, más que nunca! Y muchos de aquellos personajes malos del cuento, los creadores de nuestros mundos ya se empezaron a tambalear ante lo que se vislumbra en nuestros futuros próximos. Porque ahora es nuestro futuro, no el suyo, ahora va de acuerdo a nuestros intereses y nuestra preocupación genuina por rescatar a nuestro planeta tierra con cada uno de sus ecosistemas.

Por eso esta moda nueva de la sustentabilidad me encanta y que todos estemos haciendo un esfuerzo demuestra que todos tenemos el poder de trabajar como un gran equipo global que intercambia información útil y necesaria para sanar a la tierra, para crear con nuestras propias manos nuestros huertos en casa, para cocinar nuestros propios alimentos y dejar de consumir toda la basura que nos venden en los supermercados, para comprar localmente, para ayudar a nuestros agricultores, para co-crear una comunidad sana que se valora, respeta, ayuda y es incluyente de muchas perspectivas, para crear nuevas economías que no dependan del dinero sino que generen intercambios creativos y sostenibles, y para crear nuevas formas de vivir la vida, con mas amor, con más valor hacia nosotros mismos y hacia la tierra, sus océanos y todos sus ecosistemas que son nuestro hogar.

Les comparto una cita que me encanta de Albert Einstein: “No podremos resolver los problemas que enfrentamos si perpetuamos la misma mentalidad que los creó en primer lugar.”

Y para cerrar con esta nota un poco más larga de lo que esperaba, les dejo esta imagen que hice para compartir los cambios que yo he tenido en mi forma de vivir, aún queda mucho camino por recorrer pero por algo se empieza.

Con amor a la tierra, Yasamin

Gracias por leerme una vez más.

por el amor a la tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close