l i m i n a l

l i m i n a l : en mis palabras significa, encontrarse en un tiempo-espacio que define un antes y un después. Liminal es de mis palabras, de las que definen a Yasamin la que se está re-definiendo a cada paso. La que pasa por muchos antes y después, la que busca una vida que valga la pena vivir, que valga la pena, que encienda ese fueguito del alma y lo mantenga encendido y que no solo lo mantenga sino que lo haga crecer más y más hasta que un día sea tan grande y hermoso que valga la pena morir con ese propio fuego que arda y queme todo lo que el alma ya no necesita. Y que siento otra vez la inspiración por las letras, la falta de miedito, ese miedito bruto que nos quiere acompañar a lo largo de toda nuestra vida vea? Pero como dice la Liz Gilbert en su libro de Big Magic, háblale al miedo, dile que si lo ves, que sabes que ahí está, lo saludas, lo reconoces, le agradeces que te acompañe si quiere, pero le cuentas que nomas le vas a dar el privilegio de quedarse a observar lo que tu vas a decidir, porque el ya no decidirá ni actuará por ti.

Así quiero, así pido, así trabajo en mi. Estas últimas semanas Morelianas estuvieron repletas de harto amor, harta tristeza, harta frustración, harto de tanto y harta de tanto. No es reclamo, es reconocer lo que estoy sintiendo, en encararlo, verlo de frente, verlo a los ojos y poder admitir con lágrimas en los ojos, con la cabeza agachadita y luego bien levantada que me duelen tantas cosas, que sigo permitiendo tantas cosas que son como latigazos al corazón tan bello que no merece esto y que pues ya llego la hora de soltar tanto, que quizá se diga simple, soltar. Que quizá sea lo mas difícil. Y soltar no significa abandonar a nadie, no significa olvidar, simplemente significa soltar ese dolor, soltar las culpas, soltar las repeticiones mentales de todo ese sufrimiento, soltarme a la vida, reconocer el miedo, retarme, retarme y retarme con mucho amor para llegar a ser esa chingona que ya soy, pero ahora si creérmela, con el corazón bien abierto al amor tan hermoso que es toda la vida. Incluso en el dolor, incluso desde aquellas palabras de mucho dolor con las que me han cacheteado todita, incluso ellas llevan amor, porque de ellas aprendo, porque a ellas las transformo en amor para convertirme en amor. Cuanto amor, pero al final es lo más importante, así que lo repetiré las veces que sean necesarias.

Quizá quisiera compartirles más de donde viene este dolor, las palabras que me han quebrado miles de veces a lo largo de mi vida, las miradas y las acciones que parecen venir desde el odio mas triste y solitario, pero probablemente aún no me siento lo suficientemente valiente para compartirlo, posiblemente nunca compartiré los detalles, sino los sentimientos y lo que todo aquello que viví me dejó en forma de lecciones, que hoy veo como pura magia porque me siento mujer de magia que vive y siente profundamente gracias a esos gestos, miradas, palabras, esas ciudades, mares, casas y cabañas que he vivido, que me han vivido también.

Hace rato que venía en el avión de Los Ángeles a Australia, hubo unas tremendas turbulencias, de aquellas sacudidas que te sacuden toda y te hacen sentir ese mal agüero de que ya llego la hora, de que no queda más que agradecer y dejarnos ir así ligeritos, sin miedo y con mucho amor por todo lo que se nos concedió de vida. Esta sensación de que ya me voy le he tenido tantas veces en mi vida, no solo en turbulencias de aviones, sino en taquicardias del corazón y a ellas las recuerdo con tanto amor, a veces hasta las extraño porque me servían como un mecanismo de defensa personal contra todos los gritones de que me han tocado en la vida, les decía, si sigues gritando y peleando me va a dar una taquicardia y ya se apaciguaban los demonios (no digo que eran demonios gritando, nomas se les metían un ratito). Bueno y regresando, esta sensación de morir es bien bonita, porque a pesar de que da mucho miedo pensar en ya irnos, despierta tantas cosas internas y se aligera todo en un instante, si ya no queda de otra mas que agradecer y recordar toda la belleza de la vida, se empieza a aligerar toda esa carga, todo se vuelve simpleza, ya no importa nada más que sonreír desde el corazón y sentir esa conexión con una magia muy sutil, que nunca se puede ver pero siempre en los momentos más vulnerables, en los reales, se siente.

Y bueno ya llegué a Australia pensando en que solo tendría que esperar 4 horas para el siguiente vuelo que es el destino final (por ahora) Bali. Pero pues tengo que esperar 9 horas y después otras 6 horas de vuelo para llegar a esa isla volcánica del amor. En donde se acaba este liminal y comienza una etapa que me hace sentir toda la gama de emociones existentes. Comienzo un trabajo que me da miedo y emoción porque a veces siento que no estoy preparada y que? Aunque no sepa lo sabré, aunque se sienta el miedo, solo le daré la opción de permanecer sentadito y calladito observando como empiezo a permitir que me abaniquen el fuego que crece y crece, que me abanico el fuego del corazón y me permito vivir entre puro amor. Entre puro amor chambeador, en mi trabajo, en mi nueva vida junto a mi compañero de amor, de amistad y de hartas carcajadas.

Dejo a muchos seres que amo en México pero que no necesitan que yo esté, incluso a veces siento que les hace bien que no esté porque es ahí cuando se levantan y deciden vivir de una vez por todas. Y dejo a dos pequeños angelitos que se convirtieron en una gran fuente de amor en mi vida. Aunque para algunos parezca una loca, pues si, seré una loca amante de los perros que llegaron a darme el amor mas puro que había conocido en unos seres vivos, como dice Lord Byron en el epitafio que le escribió a su perro Boatswain, ¨… una criatura que fue bella sin vanidad, fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad y tuvo todas las virtudes del hombre sin ninguno de sus defectos.
Este elogio sería insignificante sobre cenizas humanas…¨ Rumi y Padme mis angelitos vivitos y mágicos, cuanto amor del bueno. Si, los amo con locura. Y este amor me hace sentir más amor por la humanidad y por todo lo que es la vida. Me hace darme cuenta de que nosotros simplemente somos una manifestación del universo y si como humanidad nos sentimos superiores al resto de todas las manifestaciones, pues que manifestación tan petulante. Gracias a ellos he aprendido tanto acerca del amor.

Y bueno, creo que es todo por ahora, me comparto de vez en cuando con ustedes, no por buscar aprobaciones, sino simplemente porque una vez leí por ahí que todos queremos saber del otro, del mundo, de lo que sentimos como humanidad, nos hace sentirnos acompañados, nos hace entendernos mejor y saber que no estamos solos, que también hay otros que pasan por las mismas tristezas y miedos, que también hay otros que viven constantemente en un estado liminal y que quizá algún día ya no van a querer encontrarse en ese estado, quizá algún día van a querer quedarse bien paraditos como un gran árbol sabio que comienza a enraizarse profundamente en el suelo mas bonito que elige su alma para vivir y ver crecer a su tribu. Aho.

Terima Kasih, Bali ya voy con harto amor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close