La vorágine interior.

No comments

Hola a ti que me lees y a mi misma que me leo y me comprendo a través de las letras. Casi nunca escribo para publicar, casi siempre escribo para regresar a la tierra después de días de andar volando con esta mente que no para de pensar y de imaginar. A veces me confundo con la realidad y luego pienso si existe algo así como la realidad o es una mera invención, simplemente una perspectiva, unos ojos con los que aprendimos a ver nuestras vidas.

Ya había escrito un parrafito en donde quería expresar mis sentimientos después de cuatro meses y unos días extra inesperados de viaje por Asia, pero lo borré, no era yo escribiéndome, era otra yo queriendo escribir para el mundo y así nunca funciona, solo funciona cuando hablo desde lo mas profundo e intento entender toda esta vorágine de sentimientos que corren por mi cuerpecito y mi alma.

A ver si se puede ora si….

Que increíble pensar que pasé tanto tiempo de ese lado del planeta – Asia. Solamente había estado en Irán, pero esta vez recorrí varios países de ese continente que me dejó muy enamorada y que dejé muy enamorado. Y cuando digo enamorado, si, me refiero a un hombre hermoso, pero también me refiero a la gente con la que compartí lo que soy y los lugares en donde dejé pedacitos de mi corazón. Evocando a las montañas que vieron mi vulnerabilidad y mi gran tenacidad de la que hoy me siento bien orgullosa! Con el corazón en reverencia, te agradezco Nepal. Fue y es hermoso darme cuenta de que cuando pacto algo conmigo misma, se que lo voy a cumplir, esté cojeando con los pies apunto de reventar o esté bañada en lágrimas, lo cumpliré porque sino no tiene sentido mi existencia en esta vida terrícola. Me caigo re bien. Voy aprendiendo a amarme tanto y solamente así a través de todo este aprendizaje de vida puedo compartir mi amor con el mundo entero.

Hay tanto que asimilar aún, tanto que quizá ya se ha borrado, o tal vez como me llega a pasar en la vida, en algún momento que lo precise, en alguna situación que lo detone, me llegará el recuerdo de un momento vivido y se convertirá en aprendizaje, en alguna carcajada o en una lágrima de amor.

Me siento orgullosa de mi misma por ese viaje que ha sido el mas hermoso que he compartido conmigo misma, pero ahorita que escribo estas palabras me doy cuenta que en realidad todo el viaje de mi vida ha sido el mas hermoso.

Es como si este viaje de cuatro meses y unos días extra inesperados se hubieran comprimido para enseñarme que esa mujer que yo quería retar en países extraños, siempre se ha ido retando en cualquier lugar que se encuentre y que a pesar de que en su mayoría ha estado acompañada por algún amigo, algún amor, alguna tía hermosa, una madre, un padre… ella ha tenido el gran regalo de saber estar sola en esta vida, de tener que aprender a enfrentar sola al mundo y aprender a amarse en esa soledad.

Solamente a través de esta soledad divina he logrado entender la diferencia que existe entre estar solo y estar aislado. Me he aislado en muchos momentos de mi vida y en esos momentos no he logrado vislumbrar los colores, la música, la poesía y la paz que son la esencia de este mundo, para mi. En el aislamiento estaba completamente sola, bañada en un aura gris, sintiendo esa pesadumbre de ir en contra de mi naturaleza, de la magia, de dios, de la realidad que espero que si sea la realidad.

En la soledad divina aprendí que soy como un árbol bien parado, bien firme que cuando no logra entender la diferencia entre la soledad y el aislamiento, cesa en su crecimiento. Pero cuando comprende la diferencia, crece grande y en todo su esplendor divino, se expande y enorgullece de su cuerpo y lo muestra con placidez, se permite florecer, se da al mundo sin miedo. Saborea que es parte de él, que es único y que aporta con toda la belleza que viene de él mismo, de ella misma.

Tanto que somos y queremos entender y entre tanta búsqueda nos sentimos perdidos…

Y así, sigo buscando y buscando, sigo indagando en mis adentros y en la vida. Sigo labrando un camino que veo más y más cerca, aunque se que el camino ya lleva mucho recorrido y tantas enseñanzas que me convierten en esta mujer a la que hoy amo mucho.

Terima Kasih  ❤

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s